¡Fuera de la charca! ¡Adelante!

Un día antes de terminar el año, por la mañana, como todas las mañanas, empecé el día oyendo noticias, entrevistas, tertulias políticas, pobre de mí. Iba por la última tertulia que oigo cada mañana cuando, de pronto, en mi mente sonó una canción que me había obsesionado durante un tiempo hace muchísimos años. Me llamóSigue leyendo “¡Fuera de la charca! ¡Adelante!”

INOCENTES Y CULPABLES

Hace unos años llegué a la conclusión de que los primeros culpables de lesa humanidad pusieron los primeros eslabones de la cadena trágica que a todos nos ha oprimido desde el principio de los siglos. No hay culpable que no pueda alegar atenuantes que justifiquen su culpabilidad. “Hago daño porque a mí me hicieron muchoSigue leyendo “INOCENTES Y CULPABLES”

Las navidades de las víctimas

Estúpido, según Carlo M. Cipolla, es aquel que hace daño a los demás sin obtener a cambio ningún beneficio. Oriol Junqueras y sus compañeros de prisión son estúpidos. Son tan estúpidos como los jueces del Tribunal Supremo que condenaron la estupidez de Junqueras y los otros líderes independentistas a largos años de prisión, pasándose por elSigue leyendo “Las navidades de las víctimas”

Las navidades de las víctimas

Estúpido, según Carlo M. Cipolla, es aquel que hace daño a los demás sin obtener a cambio ningún beneficio. Oriol Junqueras y sus compañeros de prisión son estúpidos. Son tan estúpidos como los jueces del Tribunal Supremo que condenaron la estupidez de Junqueras y los otros líderes independentistas a largos años de prisión, pasándose por elSigue leyendo “Las navidades de las víctimas”

Y llegó un tal Pedro Sánchez

Hoy tendrán que perdonarme que escriba este artículo desde mi propia experiencia personal. Algún lector pensará que son cosas que solo me interesan a mí. He decidido escribirlas porque concibo la esperanza de que puedan interesar a otras personas que, como yo, estén convencidas de que vivir, lo que se dice vivir, es buscar ySigue leyendo “Y llegó un tal Pedro Sánchez”

¿Y si se acaba la risa?

España se parte y los independentistas catalanes no tienen nada que ver. España, Cataluña incluida,  está partida en dos mundos cuyos habitantes no se tocan ni se hablan. Arriba, la esfera en la que vive la élite política y la élite económica que la gobierna; abajo, los ciudadanos. No se tocan porque los políticos soloSigue leyendo “¿Y si se acaba la risa?”