Se equivocó la paloma

Se equivocó la paloma, la gaviota, el charrán o el que sea el pájaro que eligió el Partido Popular para su logo. Alguien que mire al cielo y vea con envidia a un pájaro volar libre, ¿puede asociarlo con una doctrina que encadena? El llamado liberalismo, viejo o neo, encadena al pobre a su miseria; al medio pobre a su lucha por huir de la pobreza; al rico a la tiranía de renunciar a todo lo que no sea conservar su riqueza y aumentarla a toda costa. Dice el liberalismo, viejo o neo, que el estado no debe intervenir regulando, frenando la ambición de los ricos; que no debe intervenir asistiendo a los pobres para que puedan vivir como personas libres de las cadenas que impone la miseria. Pero no libra el liberalismo, viejo o neo, a los pobres de su obligación de contribuir al sostenimiento del estado con sus impuestos. Se equivocó la paloma.

Se equivocó la paloma. Se equivocó al pregonar desde el logo del Partido Popular una libertad que nadie puede creerse desde la reforma laboral, la ley mordaza y otras cadenas camufladas de ley y orden.

Se equivocó la paloma al responder con el desprecio a siete millones de españoles de la autonomía más próspera de España. Se equivocó al condenar a largos años de cárcel a quienes no hicieron otra cosa que equivocarse en el modo de defender su tierra. ¿Cómo?  ¿Qué el Tribunal Supremo se equivocó? Se equivocó como la paloma haciendo creer a millones que la paloma dictaba las condenas. Y cada vez son más los que quieren partir el territorio y poner muros a su trozo porque la paloma se equivocó.

Se equivocó la paloma como el miserable, la víctima de la miseria, que votó por las cadenas que le impiden volar hacia el agua y el alimento.

Se equivocó la paloma que voló en pos de una bandera y de pasodobles taurinos y de machos con escopetas sin saber que las banderas ciegan y los toros embisten y las escopetas matan. Se equivocó la paloma.

En la cumbre de una rama duerme el nombre de una España que de españoles no entiende porque lo que es solo un nombre, no puede entender de nada. Y en una orilla, duerme la paloma esperando, esperando que muchos se equivoquen y vuelvan a subirla a la cumbre donde el norte es sur y el mar es cielo y la noche, mañana porque la verdad ya no importa a nadie.

Se equivocó la paloma y espera que la acompañen los que quieren seguirse equivocando.

Publicado por MARIA MIR-ROCAFORT - WEB

Bloguera. Columnista

7 comentarios sobre “Se equivocó la paloma

  1. Asociamos las gaviotas al pp, que no tienen culpa de nada ellas. Se apropiaron de las gaviotas y ahora se apropian de la bandera de España en su logo. ¿Es que los que no pensamos como ellos no somos españoles? No puedo ponerme una pulsera de España, o me asocian a la derecha. Soy socialista. 🌹

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: